Unai impartió clases de guitarra a mi hijo ( con 8-9 años) durante dos años y le transmitió el ritmo, las ganas de aprender y el querer superarse clase tras clase. Unai enseña a tocar la guitarra de manera práctica y divertida, haciendo que el niño sin darse cuenta aprenda solfeo y la estructura de la música que la sustenta.

Lluisa